Cada cual debe valorar la suerte que tiene de penetrar en este lugar. 

Una cueva auténtica

En efecto, a diferencia del facsímil de Lascaux, la cueva de Pech Merle es auténtica así como sus 70 representaciones animales y humanas : mamuts, caballos, bisontes, cabezas de ciervos, manos…

1 km de galería, 7 salas, concreciones minerales, pinturas prehistóricas, grabados, comprendemos el motivo por el que Pech Merle está considerado como un lugar destacado del arte parietal de Francia.

La perla del Valle del Célé

Dos adolescentes, André David y Henri Dutertre, descubrieron en 1922 esta maravilla situada en el centro del Valle del río Célé. Sólo se puede visitar desde 1926.

Una joya que hay que proteger

De febrero a noviembre, y en grupos de un máximo de 25 personas, los guías les cuentan la historia, incluso las historias, que esconde.

Cuidado, para conservar la cueva, el número de visitantes al día está limitado a 700 personas en julio y agosto. Así pues, es prudente reservar antes de su visita. La retirada de las entradas debe efectuarse un cuarto de hora antes de la hora convenida para la visita.

A fin de analizar mejor este sueño despierto, la misma entrada permite visitar la cueva, ver la película y visitar las exposiciones del Museo de la Prehistoria situado justo al lado.

¿Por qué es chulo?

  • Ser imbatible diferenciando la estalagmita y la estalactita
  • Los mejores guías de visitas
  • Las impresionantes raíces del roble en el interior de la cueva
  • Tener el privilegio de visitar una versión original

Informaciones útiles para la visita, aquí