La sima de Padirac situada a 8 km de Rocamadour es la 1ª sima de Francia y una de las más fascinantes para explorar de Europa.

Bienvenidos bajo tierra

Después de una vertiginosa bajada a 103 metros de profundidad (¡Tranquilícense hay un ascensor!), están listos para 1h 30 de visita. Embarcan ustedes para dar un paseo por el río subterráneo.

Un placer para los ojos

El río juega al escondite en un laberinto de cavidades con las formas más descabelladas: setas, encajes de roca…hasta el lago de la Lluvia y sus aguas translúcidas. Allí, descubren la “Grande Pendeloque”, (estalactita gigante de 60 metros de altura), que, como suspendida de un hilo, parece admirarse en la superficie del Lago de la Lluvia.

La magia de las concreciones

Después atracan y continúan a pie hacia la Sala de la Gran Cúpula cuya bóveda se alza a 94 m de altura. Ésta ofrece una multitud de concreciones modeladas por la naturaleza durante millones de años.

Cuando suben de nuevo a la superficie, todavía impregnados por la magia del lugar, la luz del día les hace entrecerrar los ojos y ¡les devuelve a la realidad !

Algunos consejos para su visita : 

  • La temperatura ronda los 13 grados todo el año, les aconsejamos que lleven una prenda de abrigo.
  • Para proteger este decorado natural, está prohibido hacer fotos o grabar durante la visita.
  • En temporada alta seguramente no serán ustedes los únicos que quieran descubrir esta maravilla. Una reserva en línea en la web de la sima de Padirac les evitará la cola.
  • La taquilla cierra 1h 30 antes del cierre del lugar.

¿Por qué es chulo?

  • Lo insólito de dar un paseo en barca bajo tierra.
  • Quedarse boquiabierto
  • Estar al fresco cuando hace calor
  • Alardear de haber visitado la sima más grande de Francia 

Informaciones útiles para la visita, aquí :