© Coucher de soleil sur Saint-Cirq-Lapopie | Lot Tourisme - Teddy Verneuil

Saint‑Cirq‑Lapopie

Pueblo más bello de Francia

También elegido como el pueblo preferido de los franceses.

Saint-Cirq-Lapopie, el pueblo más bello de Francia, se refleja en las aguas del Lot. Un mirador sobre el río y un patrimonio para morirse: casas renacentistas, tiendas medievales, calles estrechas bordeadas de malvas y plazas sombreadas, tiendas de artesanos… ¡Un auténtico plató de cine!

Una joya eterna

Encaramado sobre el río Lot, el pueblo medieval se adapta a su acantilado de forma espectacular. «Una rosa imposible en la noche». Bajo la pluma de André Bretón, St-Cirq-Lapopie sigue siendo esa joya eterna sobre la cual el tiempo parece deslizarse sin imprimir su huella. Directamente sacado de la Edad Media, este pueblo en parte clasificado monumento histórico, se descubre a pie, como para dejarse impregnar mejor por la nobleza de su arquitectura, la elegancia de sus arcos, de sus escaleras, de sus puertas fortificadas…

13 monumentos históricos

Antiguamente testigo de una floreciente vida en barco, famosa por sus torneros de madera, Saint-Cirq-Lapopie es un sitio catalogado que comprende 13 monumentos históricos. El pueblo ha conservado todo su patrimonio, pero sobre todo un encanto loco. Tiendas, restaurantes y cafés se protegen del sol a la sombra de las puertas ojivales, mientras que el sitio sorprende por su armonía general que le valió el título de pueblo favorito de los franceses en 2012.

El paraíso de los artistas

Desde principios del siglo XX, el pueblo atrajo a artistas y galeristas de París y, a partir de 1950, a muchos artistas del movimiento surrealista. En busca de inspiración, los artistas encontraron aquí una tierra bendita para dar libre curso a su imaginación. ¿Es a causa del degradado de marrones? ¿De la armonía de los volúmenes? ¿De la vista excepcional sobre el valle del Lot? Lo cierto es que pintores, poetas y escritores no han cesado de venir aquí a mojar plumas y pinceles. Las numerosas galerías y estudios que han tomado posesión de sus viejas piedras dan testimonio de ello.

Esta dimensión artística sigue siendo claramente visible cuando se descubre el recorrido del arte contemporáneo, sin olvidar la residencia de artistas internacionales instalada en la Maison Daura.

El poeta y escritor André Breton fue quien dio a conocer Saint-Cirq-Lapopie. Dijo sobre el pueblo en el que se instaló:

Andre Breton 1Andre Breton 1

Dejé de querer estar en otro lugar…

¡Es fácil de entender!

El camino de sirga de Ganil

Imagina un camino cortado en los acantilados de una longitud de aproximadamente 1 km. Excavado entre 1843 y 1847 para facilitar el tráfico de barcazas en el Lote, el camino de sirga de Ganil es hoy accesible a todos. No se pierda el bajorrelieve de 40 m2 del escultor Daniel Monnier. ¡Un camino imprescindible! Más de 30 años después de sus inicios, Daniel Mounier continuó su trabajo durante el verano de 2019. Su última creación: una pantalla de espejo que cree que es el toque final y majestuoso que dará un brillo único a este bajorrelieve.

Más información