© Vue aérienne du Pont Valentré à Cahors | Agence Vent d'autan

Cahors

Primera ciudad del Lot

Desde el puente de Valentré hasta la catedral de Saint-Etienne, Cahors combina un ambiente sureño con una gran riqueza histórica

Enclavada en un bucle del valle del Lot, Cahors, ciudad de arte e historia, está hecha para el placer de la exploración.
Nacida en tiempos de Roma, la ciudad de Cahors se convirtió en un centro comercial y financiero de importancia europea en la Edad Media.
Hoy en día, esta época dorada constituye un centro antiguo intacto y deliciosamente animado que bien merece una visita.

El Puente Valentré

El puente Valentré, emblema de la ciudad, cruza el río con sus tres torres fortificadas. Puede recorrerlo a pie o acercarse a él en barco durante un viaje por el Lot. El Puente de Valentré, una construcción del siglo XIV, está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como parte del Camino de Santiago. Una leyenda que involucra al diablo está asociada a este puente, así que ¡mira hacia arriba para verlo! Para hacer una foto, lo mejor es situarse al final de la esclusa, de cara a la carretera.

El corazón de Cahors

La visita continúa en el corazón de Cahors, donde el rojo del ladrillo se combina con el gris de la piedra caliza y el ocre de la arenisca, lo que a ciertas horas del día crea bellas armonías propicias para la fotografía. Mientras pasea por las calles medievales, podrá saborear el encanto de las pequeñas plazas y los 26 Jardines Secretos que salpican la ciudad. A la sombra de los plátanos, el bulevar Gambetta, herencia del siglo XIX, invita a pasear y a relajarse con sus numerosos cafés.

El mercado a las puertas de la Catedral

Una cita ineludible, durante todo el año, los miércoles y sábados por la mañana: el mercado de Cahors que se celebra a las puertas de la catedral de Saint-Etienne. Aquí, todo abre el apetito: quesos de Rocamadour, nueces del Périgord, foie gras, melón de Quercy, vinos de Cahors.
En efecto, Cahors está a las puertas de los viñedos que llevan su nombre desde la época de Francisco I. ¡Esta tierra histórica del Malbec, la principal variedad de uva de la denominación, ofrece muchos dominios para visitar con una degustación al final!

Más información