© Vue sur le marché depuis les terrasses du Musée | Loïc BEL - Bel et Bien Vu

Figeac

Entre los valles del Lot y del Célé

Figeac le guiará tras los pasos de Champollion, el descifrador de jeroglíficos

Figeac, Grand Site d’Occitanie, le seducirá por su vitalidad y su caché. Las calles estrechas invitan a pasear y el ambiente de esta pequeña ciudad, al igual que su mercado, te recuerda que estás en el Sur. Los paisajes circundantes también invitan a descubrirlos: relieves montañosos que anuncian el Macizo Central al norte, paisajes pastorales de las mesetas calcáreas del Quercy, meandros y acantilados del valle del Célé.

En el camino de Santiago de Compostela

La envidiable situación de Figeac, entre el Macizo Central y las mesetas calcáreas del Quercy, la ha convertido en una ciudad floreciente. Desde el siglo XII, Figeac ha sido un importante centro comercial y una parada en la ruta de peregrinación a Santiago de Compostela.

Aquí se vive, se compra.

Este ambiente cálido revela un conjunto de casas y palacios urbanos que datan de la Edad Media, construidos por los ricos comerciantes de Figeac.

Desde las arcadas de las tiendas medievales hasta los «soleilhos» (graneros abiertos) donde se secaba la fruta, las fachadas de arenisca muestran la evolución de la arquitectura.

Todo sobre la escritura

Sus pasos le llevarán a la Place des Ecritures, donde reina una atmósfera exótica. Una enorme losa de granito negro con jeroglíficos cubre toda la plaza. Representa la «Piedra Rosetta«, el fragmento de una estela egipcia que permitió a Champollion (1790-1832) descifrar la escritura de los faraones.

Con vistas a la Plaza de las Escrituras, el Museo Champollion – Les Ecritures du Monde – se encuentra en la casa familiar del egiptólogo. Reúne colecciones de objetos de escritura y personajes de todo el mundo, que expresan la maravillosa diversidad de culturas. El museo se abre a la ciudad con una fachada de «1000 letras», todas ellas de cobre y cristal, que crean signos de luz sobre los suelos de colores de las salas de exposición. Un viaje fascinante en el que Champollion es a la vez el héroe y el guía.

Más información